PROGRAMADA PARA INICIAR EN MARZO, NUEVA RUTA TRANSMIGRANTE PRESIDIO/OJINAGA Reviewed by Momizat on . The Big Bend Sentinel PRESIDIO - Una vez que fue un tema importante en Presidio, el tema de los transmigrantes quedó en el camino el año pasado cuando los funci The Big Bend Sentinel PRESIDIO - Una vez que fue un tema importante en Presidio, el tema de los transmigrantes quedó en el camino el año pasado cuando los funci Rating: 0
You Are Here: Home » FRONTERA » PROGRAMADA PARA INICIAR EN MARZO, NUEVA RUTA TRANSMIGRANTE PRESIDIO/OJINAGA

PROGRAMADA PARA INICIAR EN MARZO, NUEVA RUTA TRANSMIGRANTE PRESIDIO/OJINAGA

The Big Bend Sentinel

PRESIDIO – Una vez que fue un tema importante en Presidio, el tema de los transmigrantes quedó en el camino el año pasado cuando los funcionarios de la ciudad se apresuraron a responder al coronavirus.

Pero ahora, como informó The Big Bend Sentinel la semana pasada, el tema vuelve a estar en el radar después de que el gobierno mexicano anunciara oficialmente en diciembre la nueva ruta en su Diario Oficial de la Federación, el equivalente mexicano del registro federal.

Ese anuncio fue corto en detalles. Pero en una breve sección sobre las reglas de “equipaje y franquicia” para transmigrantes, los funcionarios mexicanos dijeron que los transmigrantes ahora serían procesados ​​por funcionarios de aduanas en Ojinaga.

El anuncio dijo que estas reglas entrarían en vigencia en tres meses, lo que indica que la ruta podría debutar en marzo. El puerto Los Indios / Matamoros, actualmente la única ruta aprobada para transmigrantes, también permanecería abierto a los comerciantes, según el anuncio.

Adain González, un transmigrante, se abría paso por el oeste de Texas la semana pasada. Durante los últimos tres años, ha escuchado rumores pero no confirmaciones sobre el cambio de ruta.

En el pasado, los funcionarios mexicanos “cambiaron el puerto por donde se puede pasar”, dijo Gonzales, quien ha pasado 23 años transportando mercancías entre Estados Unidos y su país de origen, Belice. “Pero siempre pasas por uno solo”. Agregar Presidio sin eliminar Los Indios marcará la primera vez que Gonzales tiene la oportunidad de elegir qué puerto usar.

A ambos lados de la frontera de Presidio / Ojinaga, los corredores se están preparando para una combinación de nuevos clientes y nueva competencia. Los funcionarios del puerto se están preparando para una posible afluencia de tráfico. Y los funcionarios de la ciudad de Presidio están descubriendo una vez más cómo responder, con la esperanza de retrasar o cancelar por completo la nueva ruta.

En una reunión del consejo de la ciudad la semana pasada, cuando los transmigrantes aparecieron en la agenda, la gente en la reunión no pudo ocultar su decepción.

“Oh no”, dijo una persona en una grabación de audio de la reunión, “aquí vamos de nuevo”. Otro asistente opinó que “pensé que [el tema transmigrante] había desaparecido”.

Los transmigrantes son comerciantes ambulantes de América Central que compran bienes de consumo en los Estados Unidos y los revenden en casa. Los comerciantes no pueden vender esos productos en México, y el país regula estrictamente la industria, canalizando a los transmigrantes a ciertas rutas y catalogando sus productos cuando entran y salen del país.

Actualmente, la única ruta transmigrante pasa por Los Indios, una ciudad del sur de Texas donde los comerciantes ambulantes dominan la economía local y la vida cívica. Al menos 10 empresas de corretaje y depósito en la pequeña Los Indios (población 850) atienden a transmigrantes. La ciudad incluso celebra un Día del Transmigrante, o “Día del Transmigrante”.

Rick Cavazos, alcalde interino de Los Indios, le dijo a The Big Bend Sentinel en 2019 que los transmigrantes eran una parte importante de la economía local. Una parada de camiones utilizada por transmigrantes era “con mucho el [mayor] conductor de impuestos sobre las ventas de la ciudad”, dijo. Pero los transmigrantes también presentan desafíos para la ciudad, incluidos los accidentes de tráfico y los largos tiempos de espera frecuentes en el puerto.

Durante años de reuniones, los funcionarios de la ciudad de Presidio han dejado en claro cuál es su posición en la nueva ruta transmigrante propuesta.

A los funcionarios les preocupa que la nueva ruta pueda abrumar a los servicios locales, ralentizar el puerto y llevar el crimen a la región, ya que los cárteles se aprovechan de los comerciantes ambulantes.

González, el transmigrante de Belice, dijo que es peligroso en el lado mexicano de Los Indios, donde lo han detenido y extorsionado por dinero. “Dicen que es crimen organizado, pero no les preguntas quiénes son”, dijo.

El precio fijo es de 2000 pesos, alrededor de $ 100 USD. “Si te detienen, no dudes en darles dinero”, dijo. “Si dudas, pueden volverse más agresivos. No vale la pena morir por $ 100 ”.

Cuando se le preguntó si la apertura del puerto a los transmigrantes en Presidio podría conducir a un aumento de la delincuencia en Ojinaga, González fue directo. “Lo más probable”, dijo.

En el mejor de los casos, a los funcionarios de la ciudad de Presidio les gustaría que la ruta se cancelara por completo. Y, como mínimo, quieren una mejor comunicación con los funcionarios mexicanos, texanos y estadounidenses, para asegurarse de que Presidio esté listo para cualquier afluencia de nuevo tráfico comercial.

Ya en 2017, cuando los rumores de una nueva ruta estaban comenzando a surgir en Presidio, la ciudad aprobó una ordenanza que regula el tráfico transmigrante. Impone regulaciones a los conductores, incluida la prohibición de estacionar en áreas residenciales.

El pasado mes de marzo, la ciudad fue más allá, aprobando una resolución en contra de la nueva ruta. La resolución citó una serie de factores, incluida la falta de “alojamiento durante la noche” para el tráfico transmigrante y el hecho de que la autopista 67 de los EE. UU. Es “principalmente una carretera de dos carriles, con curvas y colinas”. Instó a Marfa y al condado de Presidio a aprobar resoluciones similares y alentó al gobierno federal de los Estados Unidos a prestar atención a la oposición local.

De la reunión de la semana pasada surgieron pocos desarrollos concretos y el ayuntamiento no tomó ninguna medida. Independientemente, los funcionarios de la ciudad dejaron en claro que todavía se oponen a la ruta.

“Sigo estando de la misma manera”, dijo el concejal Rogelio Zubia. El alcalde John Ferguson también dijo que sus sentimientos “seguían siendo los mismos”.

El abogado de la ciudad, Rod Ponton, señaló que “el consejo de la ciudad ya está registrado diciendo que todos se oponen”. Instó a los funcionarios de la ciudad a ponerse en contacto con los altos mandos del gobierno federal y de Texas para obtener ayuda para cancelar o retrasar la nueva ruta.

Debemos “contactar a nuestro representante estatal y senador estatal y nuestro congresista de Estados Unidos y decirles a todos que no solo Presidio se opone a esto, sino que no tenemos la infraestructura para manejarlo”, agregó Ponton. Al cierre de esta edición, los funcionarios de la ciudad dijeron que aún no se habían puesto en contacto con los legisladores estadounidenses sobre el anuncio de México en diciembre. Tony Gonzales, el nuevo representante de EE. UU. Para TX-23, no respondió a una solicitud de comentarios sobre el tema.

En la reunión, Ferguson se refirió a una preocupación que ha planteado durante meses. Mientras los funcionarios de Chihuahua y Ojinaga hacen preparativos, y mientras los funcionarios de Presidio intentan hacer lo mismo, ha sido difícil llamar la atención de los altos mandos en Estados Unidos, dijo.

“Me parece muy, muy extraño cómo [la información sobre la nueva ruta] viene de México”, dijo Ferguson. El excongresista Will Hurd, con quien Ferguson discutió previamente el asunto, había avanzado poco con el gobierno mexicano antes de dejar el cargo, dijo Ferguson.

Cuando The Big Bend Sentinel iba a imprimirse el miércoles, Joe Biden prestó juramento como presidente de los Estados Unidos. En una entrevista, Ferguson tenía la esperanza de que el nuevo gobierno federal estaría más en sintonía con los entresijos de la política comercial entre Estados Unidos y México, incluida la ruta transmigrante de Presidio / Ojinaga.

El ex presidente Donald Trump “no se trataba de construir puentes; se trataba de construir muros ”, dijo Ferguson a The Big Bend Sentinel. “Su interés en la frontera ha sido construir muros y negar la entrada de personas”.

Sin embargo, cuando se trata de transmigrantes, los funcionarios de la ciudad de Presidio tampoco están tratando de construir puentes.

Una gran preocupación es el crimen, ya que los cárteles en México apuntan a los transmigrantes para obtener sobornos y mercadería. Cavazos, el funcionario de Los Indios, dijo que los transmigrantes en Los Indios eran blancos frecuentes de los criminales mexicanos y que sentía “lástima por ellos”. Y en un informe sobre transmigrantes el año pasado, un periódico mexicano citó preocupaciones similares de funcionarios mexicanos, y un funcionario se quejó de que los corredores de transmigrantes en Matamoros habían “corrompido esta actividad”.

En la reunión de la semana pasada, el administrador de la ciudad de Presidio, Joe Portillo, dijo que el crimen era probablemente una de las razones por las que México quería una nueva ruta transmigrante. Otra posible razón, dijo, era la “política”.

“Es un estímulo económico” para Ojinaga, explicó Portillo. “Es una oportunidad de trabajo para las empresas que realizan ese tipo de trabajo de exportación”. También traería nuevos clientes a otros negocios en Ojinaga, desde vendedores de alimentos hasta mecánicos de automóviles.

Los funcionarios de la ciudad de Presidio pueden oponerse a la nueva ruta, pero para los corredores de ambos lados de la frontera, el ambiente es más ambivalente.

Un posible nuevo desarrollo de estacionamiento en la US 67 tiene como objetivo beneficiarse de los transmigrantes que buscan lugares para estacionar. En las últimas semanas, los corredores se han reunido con Portillo y otros funcionarios de la ciudad para discutir los preparativos. Los funcionarios de la ciudad de Presidio confirmaron estas reuniones, pero al cierre de esta edición, The Big Bend Sentinel no pudo obtener más información.

Isela Nuñez, agente de Pro Customs Broker en Presidio, tenía sentimientos encontrados sobre la nueva ruta. “Definitivamente sería bueno para los negocios” y “dejaría algunos ingresos en la ciudad de Presidio”, dijo.

Al mismo tiempo, compartió las preocupaciones de los funcionarios sobre los transmigrantes, incluidos los accidentes de tráfico, los largos tiempos de espera en el puerto y la falta de instalaciones para los comerciantes. “No creo que tengamos la infraestructura para manejar el tráfico que vendrá”, dijo.

González llenó su tanque de gasolina en un Sunoco en Ozona el viernes por la noche, haciendo una breve parada en boxes a lo largo de la I-10 en su camino desde California. Se dirigía a Los Indios y, finalmente, a su destino final en Belice.

El transmigrante comentó que no había escuchado que Presidio / Ojinaga fuera anunciado oficialmente como una nueva ruta. No estaba seguro de si lo usaría.

“Seré honesto contigo”, dijo, “cuanto menos tiempo pases en México, mejor. Porque México es más peligroso que aquí ”. Viajar a través de Presidio podría hacer que la ruta a Centroamérica sea un poco más corta, pero para González, un viaje más largo a través de los Estados Unidos valió la pena por la relativa seguridad.

About The Author

Number of Entries : 9340

© 2020 Grupo Periodismo Joven Ojinaga Chihuahua

Scroll to top